¿Qué son exactamente las tecnologías RFID y NFC?

Hola, soy Chris.

Estoy aquí para ayudarte en cada paso de tu viaje PRVCY.

Publicamos noticias e información basadas en nuestras investigaciones para ayudarte a recuperar el control de su PRVCY.

¿Somos conscientes de que cada etiqueta o rótulo de nuestros productos es rastreable?
¿Qué significa el uso generalizado de esta tecnología para nuestra propia PRVCY?
Veamos con más detalle qué son exactamente estas tecnologías RFID y NFC y cómo se utilizan.

¿Cómo funciona la tecnología RFID?

RFID es la abreviatura de identificación por radiofrecuencia.

Es un método de marcado y seguimiento de objetos a través de ondas de radio. Para ello se utiliza un pequeño transpondedor (etiqueta) y un lector. La etiqueta RFID actúa como transpondedor y se adhiere al artículo que se desea rastrear.

Estas etiquetas se encuentran en artículos que compramos en nuestra vida diaria. Desde la ropa hasta el champú. Los lectores se colocan estratégicamente para leer las etiquetas en los lugares adecuados y procesar la información escrita en ellas. Así, la alarma de la tienda se activa cuando acercamos un artículo a las puertas de salida de un comercio, o se desactiva cuando lo compramos.

Estas etiquetas no suelen ser más grandes que un grano de arroz. Tecnológicamente, incluso es posible hacerlos tan diminutos como 0,02286 milímetros, por lo que ahora tenemos polvo RFID.

Normalmente, los chips o etiquetas más pequeños son de una sola escritura, constan de un circuito analógico para enviar y un circuito digital para almacenar la información, funcionan de forma pasiva y sólo pueden alcanzar una distancia de unos pocos metros. Sin embargo, también hay etiquetas más grandes que pueden escribirse varias veces, tienen su propia fuente de alimentación y tienen un alcance de varios kilómetros.

El desarrollo posterior de esta tecnología es la NFC (comunicación de campo cercano), que permite que dos dispositivos -por ejemplo, el teléfono y un terminal de pago- se comuniquen entre sí cuando están cerca y permite los pagos sin contacto.

¿Cómo se despliegan y utilizan ya las etiquetas RFID en nuestra vida cotidiana?

La primera y aún mayor aplicación de la tecnología RFID es el seguimiento de mercancías. Todos los artículos individuales producidos y enviados pueden ser rastreados en cada paso en su camino hacia el usuario e incluso más allá.

Para la logística de cualquier empresa de producción o transporte, esto supone una enorme simplificación del seguimiento de las mercancías. En la fábrica, cuando sale y, por supuesto, en cada puerto, en cada contenedor que entra en un barco, avión u otro medio de transporte hasta que finalmente llega a la tienda o al supermercado y nos lo llevamos a casa los clientes.

En cada uno de los puntos de esta cadena de transporte, las etiquetas RFID pasan por los lectores y se transmite toda la información sobre la identificación y la ubicación de las mercancías. Esto no sólo es una gran manera de rastrear los artículos, sino también de prevenir los robos.

Lo que funciona para las mercancías también es posible, por supuesto, para los animales y las personas.

Estamos acostumbrados a ponerles un chip a nuestros queridos animales para poder encontrarlos siempre si un día desaparecen.

En Alemania, desde el 1 de noviembre de 2010, todos los pasaportes están equipados con un chip RFID de 13,56 Mhz que contiene todos los datos personales y biométricos de su portador, incluidas dos huellas dactilares.

Así, en cada aeropuerto que pasamos, se leen y procesan los datos de nuestros pasaportes. Un paso más hacia el ciudadano completamente transparente.

RFID y NFC son tecnologías sencillas y baratas para rastrearnos.

Hace unos años, algunos clubes de lujo ofrecieron implantar chips RFID bajo la piel de sus clientes para agilizar los procedimientos de entrada y pago.

Los supermercados sin cajeros ya están aquí. Los productos se escanean al salir de la tienda y se paga sin contacto, y en el futuro la factura se cargará automáticamente en nuestra cuenta bancaria, utilizando únicamente su identificación digital.

Imaginemos que cada pieza de nuestra ropa, nuestros zapatos, nuestro crédito o incluso nuestro coche puede ser rastreado por su fabricante o vendedor. Puede que pienses que es una idea descabellada o incluso una teoría conspiratoria.

Lo cierto es que tu teléfono ya está equipado con tecnología NFC para pagos, que se comunica constantemente con otros dispositivos y rastrea tu ubicación y consumo. Sobre todo si pagas directamente con Apple o Google Pay.

Michelin, por ejemplo, tiene previsto equipar todos sus neumáticos con chips RFID a partir de 2023. De hecho, ya utilizan esta tecnología desde 2019. Los neumáticos de los camiones llevan etiquetas desde hace unos años. Por supuesto, las empresas justifican su interés en utilizar esta tecnología con una mejor visión de los ciclos de vida de sus productos y su uso.

Otro argumento, como siempre, es nuestra propia seguridad. Estos chips RFID pueden medir la presión del aire en los neumáticos y enviarla al ordenador de a bordo, para que los conductores podamos ser advertidos de los problemas de seguridad. Incluso podría decirnos cuándo comprar neumáticos nuevos.

Pero, por supuesto, esta tecnología también se puede utilizar para reconocer los hábitos de las personas y vender esta información a otras empresas a las que les gusta analizar nuestros patrones de comportamiento e incluso saber cómo manipularlos.

Entonces, ¿es esta tecnología RFID realmente una amenaza para nuestra PRVCY?

Para resumir brevemente la tecnología RFID, podemos enumerar las grandes ventajas que supone para la industria el uso de estas formas sencillas y rápidas de rastrear sus productos.

Pero ya podemos ver la amenaza aún mayor que se cierne sobre nuestra PRVCY cuando cada uno de los artículos que utilizamos puede ser identificado, rastreado e incluso asociado a nosotros.

Cada dispositivo RFID y NFC contiene un número de identificación único y exclusivo. Cuando este número está vinculado a nuestro DNI digital, cuenta bancaria o teléfono móvil, es fácil seguir nuestros hábitos de consumo, intereses y situación financiera.

Incluso podemos ser rastreados en cualquier momento si nuestros zapatos contienen un transmisor RFID vinculado a los servidores de un fabricante de calzado o nuestra tarjeta de crédito envía señales NFC a una base de datos.

Una locura, ¿no?

#PRVCYTips
¿Qué podemos hacer para proteger nuestro PRVCY del seguimiento por RFID?

Como siempre, el pánico no es un buen consejero y no tenemos que tirar nuestros zapatos, pasaportes y otras identificaciones.

1

Aprender y comprender

El primer paso es conocer exactamente cómo funciona una tecnología e identificar los riesgos de seguridad asociados a ella para poder evitar estos ataques a nuestro PRVCY.

2

Interferencias

Con los inhibidores podemos desactivar las señales débiles y pasivas de nuestros pasaportes y otras tarjetas o chips RFID. Ya existen en el mercado carteras o inhibidores del tamaño de una tarjeta por poco dinero.

3

Sensibilización

La próxima vez que vayamos de compras, seguro que nos fijamos más en las etiquetas del bonito vestido nuevo o de las geniales zapatillas que nos traemos a casa. No sólo debemos eliminarlos, sino también destruirlos. Suelen tener una pequeña antena en forma de espiral, basta con cortarla y listo!

4

Comprar localmente y reciclar

Podemos volver a ser menos dependientes de las grandes empresas internacionales para nuestro abastecimiento diario comprando más productos regionales o reciclando los materiales antiguos. Esto es más sano y mucho más divertido, pero también ayuda a desarrollar nuestras regiones y redes sociales sin caer en la vigilancia y la persecución.

5

Sea creativo

Para los interesados o los técnicos avanzados de entre nosotros, también podemos fabricar nosotros mismos los inhibidores de los que hemos hablado antes.

6

Paquete

Los lectores de RFID tienen grandes problemas para leer estas etiquetas RFID cuando están agrupadas. Por ejemplo, si ponemos unos cientos de etiquetas en la caja de un viejo reproductor de MP3, puede confundir a los lectores y que no funcionen correctamente.

For PRVCY Mitglieder

Una de las ventajas de nuestro teléfono PRVCY es la posibilidad de controlar los sensores y los mensajes que enviamos. Con estos sencillos pasos, podemos asegurarnos de que nuestro dispositivo no se active:

Ir a Configuración

                    Dispositivos conectados

                                                    Opciones

                                                                          NFC OFF

Para saber más sobre las características de nuestro teléfono PRVCY, visite nuestra página web del Curso de Transformación aquí. Transformation Course website here.

Por último, me gustaría poner un ejemplo de empresas que han decidido no utilizar la tecnología RFID. El Grupo Benetton, por ejemplo, declaró en abril de 2003 que, tras probar y analizar la tecnología RFID para sus productos, llegó a la conclusión de que no aportaba ningún beneficio a su organización productiva o comercial.

Esperemos que esto siga siendo así y que más empresas sigan este camino.

Previos PRVCY Insiders:

Categorías

Hola, soy Chris.

Estoy aquí para ayudarte en cada paso de tu viaje PRVCY.

Publicamos noticias e información basadas en nuestras investigaciones para ayudarle a recuperar el control de su PRVCY.

PRVCY Insider

Manténgase al día de las últimas noticias sobre la protección de datos y el control de su privacidad en línea.